<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d13826296\x26blogName\x3dMai+Enrere!\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLUE\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://maienrere.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3den_US\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://maienrere.blogspot.com/\x26vt\x3d-7574917738809047957', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Saturday, June 25, 2005

Viajar es vivir (3 days to go)


Nadie conoce el número exacta de sus días ni la cifra de sus horas, ni mucho menos la manera de aumentarlas. Pero viajar es el único modo de alargar la vida al alcance de todos nosotros. En el viaje, el tiempos nos muestra su verdadera cara. Desaparece, se estira y encoge como el signo de infinito.

Nuestro objetivo es ser capaces de vivir mil días distintos y no el mismo día mil veces. Lo importante no es si hay vida después de la muerte, sino si hay vida antes de la muerte.

Porque viajar es dar más vida a la vida.

Y viajar es, sobre todo, hacer que la vida se nos haga mucho más larga. El cuerpo y el cerebro tienden a ahorrar energía, cuando pasamos demasiado tiempo en un lugar, miramos sin ver, escuchamos sin oír. Los días pasan rápidos e iguales, parecidos a otros días rápidos e iguales. Pasamos varias veces por la misma calle y nunca vemos el letrero de hierro forjado de la vieja tienda. Un día lo descubrimos por primera vez y nos dicen que lleva allí ciecuenta años.

En los viajes, los sentidos están alerta: miramos, viendo; gustamos, degustando; escuchamos, oyendo. Olemos por primera vez olores que conocíamos desde niños: nos sentimos profundamente vivos. Descrubrimos que el tiempo no existe, porque podemos aumentar nuestra vida haciéndola más intensa.

Tres meses pasados en mi casa de Madrid, haciendo las cosas que sé hacer, me parecen un solo y único día. Pero, cuando me lancé a recorrer África para escribir un libro sobre las mujeres en ese continente, los cuatro meses fuera de casa fueron como cuatro largos años, como toda una vida.

Porque viajar es como escribir: la mejor manera que conozco de gozar y sufrir mucho, en el menor espacio de tiempo.

De la revista "Ronda IBERIA" (Eugenia Ri??? / Escritora)

0 Comments:

Post a Comment

<< Home